RUTA 1

Hoces del río Pedro

Cómo llegar: A 105 Km. en el SO de Soria, en la Tierra de Ayllón soriana. Se accede desde Soria por N-122 hasta San Esteban de Gormaz donde se toma la Nacional 110 hasta casi el pueblo de Ayllón en Segovia. Antes de llegar a él, se coge la carretera que a la izquierda nos marca Tiermes. Cuevas de Ayllón y/o Ligos, pueden ser nuestros destinos. Por la Autovía de Burgos, desde Madrid se encuentra a 150 kilómetros. 

Figura de Protección: No tiene ninguna figura de protección. Formaría parte de la red de IBAS (Áreas Importantes para las Aves en sus siglas en inglés) de la Sociedad Española de Ornitología, dentro del amplio espacio Tiermes-Caracena -IBA 076-.

Tipología: Hoces cársticas en medio de laderas con matorral mediterráneo y bosquetes jóvenes de encinas y sabinas. Buenos bosques de ribera.

Acceso: En vehículo propio.

Dificultad: Media. No hay sendas ni caminos en varios puntos de las hoces, por lo que los recorridos pueden verse mediatizados por dicha circunstancia. 

Duración: Muy variable pues la visita puede prolongarse si elegimos un recorrido amplio de las diversas hoces. Aproximaciones puntuales pueden conllevar paseos en torno a la hora/dos horas.

Época de visita: La primavera es el mejor momento para recorrer estas hoces y valles. 

Observaciones: Los caminos suelen estar en mal estado por lo que en época de lluvias deberemos no transitar mucho por ellos con los vehículos para evitar atascos o accidentes. También hay que extremar la precaución en días de caza del corzo -que por otra parte son todos los de la primavera-; ropa llamativa, vistosa, de colores -nada de ropa de camuflaje- lo mejor para moverse con seguridad, pues a las aves les va a dar un poco igual mientras nos comportemos de manera correcta sin andar cerca de los nidos, ni gritar, etc. 

Itinerarios propuestos

dónde ver aves

En esta parte del sur de la provincia de Soria se encuentra una de las hoces más bonitas que podemos visitar, jalonada por el río Pedro en su discurrir entre las poblaciones de Cuevas de Ayllón, Ligos y Torraño. El paisaje está presidido por sabinares, pequeños campos, encinares, lastras y preciosos bosquetes de chopos y álamos encajados entre las areniscas rojas y las calizas tan características de la sierra de Pela.

Proponemos dos itinerarios, que pueden acortarse a conveniencia del usuario:

1El primero partiría de Cuevas de Ayllón por un camino que sale paralelo al río por la margen izquierda. Aquí vamos a notar una de las características de la ribera del río Pedro en todo este sector y es que se hace bastante difícil andar por él, dado que buena parte de los caminos y sendas se han ido perdiendo. Solo si el río baja muy crecido desaconsejamos esta opción pues se hará imposible pasar por alguna zona. De esta manera llegaremos, dado que apenas tendría un kilómetro de longitud, a situarnos en frente de los cortados de la pedriza de Ligos. Un camino que aparece en la margen izquierda permitirá subir por la ladera y salir hacia la carretera comarcal por donde podremos volver a Cuevas. Conviene pararse a mirar la pedriza cuando lleguemos al punto más alto pues, la vista, merece mucho la pena.

2El segundo itinerario partiría desde Ligos, a través de un camino que va por encima del río, en la margen izquierda del mismo. Este camino nos llevará, en cuatro kilómetros aproximadamente, al molino de Torraño y tiene el atractivo de que atraviesa casi todos los hábitats de esta zona, entre ellos un pequeño páramo residual donde todavía aparece la alondra ricotí. Desde el molino podremos andar un poco por el fondo de la hoz, aunque llegaremos a un punto por el que ya no podremos pasar. Podríamos volver por el mismo camino que hemos traído o, jugando con dos coches, haber dejado uno en el camino que une Torraño con Torremocha de Ayllón, justo en el puente donde cruza el río Pedro.

Descargas de tracks y rutas

Rutas en familia

dónde ver aves

AHoz de Viñas Viejas en Torremocha de Ayllón. En Torremocha de Ayllón se encuentra una pequeña hoz, muy accesible, aunque precisamente esa accesibilidad hace que tengamos que ser cuidadosos en época de cría para no fastidiar ni molestar demasiado con nuestra presencia. Cogeremos un camino en buen estado que sale al este de Torremocha y que nos llevará hasta la carretera de Morcuera a Liceras.

A unos 2 kilómetros tendremos la pequeña hoz caliza a nuestra izquierda, camuflada entre sabinas de bastante tamaño: Barranco de Bocalavoz tal y como se conoce en la zona. Aquí tendremos la típica avifauna rupícola representada por: buitres leonados, alimoches, chovas piquirrojas, roqueros, búho real…todo ello en apenas dos paredes grandes que son las que forman esta hoz, siempre seca, del barranco de la Vega

BCañada Real Soriana Occidental. Esta Cañada Real aparece en todo su antiguo esplendor en el límite de la provincia de Soria y Segovia, conservando en este tramo todas sus características originales en cuanto a extensión y anchura. Son tierras del término municipal de Ayllón y la cañada se conserva como única vegetación natural entre tierras intensamente cultivadas. Ello hace que sirva de punto de refugio, alimentación y cría de algunas especies características de estos ambientes como alondras, calandrias, cogujadas, collalbas grises, pardillos, lavanderas boyeras…

La observación más interesante, aunque no sabemos por cuanto tiempo, será la de algún macho de sisón. Desde mediados de abril hasta finales de junio, los machos de sisón tenían sus cantaderos a lo largo de este tramo de cañada. Hace 2 años solo pudo verse uno ya. Una especie que está desapareciendo en estos últimos años delante de nuestros propios ojos.

Épocas del año

para ver las aves

El invierno es una etapa dura en estos valles y páramos. Solo en el sector del sabinar que se adivina en la zona noreste, hacia Torremocha de Ayllón, hay más movimiento dada la buena provisión de frutillo que el sabinar aporta a las aves invernales. Buenos bandos de zorzales, mirlos, rabilargos y páridos se pueden observar aquí. En esta etapa también los buitres leonados y el búho real empiezan su periodo de cría. 

Febrero es el mes en el que, algunos tímidos cambios se empiezan a notar en el ambiente con la aparición de algunas totovías en cualquiera de los bosques abiertos de la comarca, o de los aviones roqueros en los cortados. En el bosque de ribera del río los trepadores azules -colonizadores recientes- son de los más activos, aunque no faltan ni picos picapinos ni pitos reales. 

Marzo ya nos anticipa la llegada de la primavera. Las aves invernantes van abandonando la zona y van llegando otras, como los verdecillos y los colirrojos tizones que en estas tierras se comportan como migradores parciales. Si hay un ave característica de los cortados es el alimoche. Tres parejas se distribuyen al menos por los distintos cortados y es en marzo cuando llegan, dejándose ver parados en los roquedos sin mayores problemas. 

También estos cortados van siendo ocupados por aves que han ido de acá para allá en otoño-invierno pero que, ante la llamada de la reproducción, vuelven a ocupar agujeros y grietas: chovas y grajillas, estas últimas cada vez más escasas. Quizás el descenso de la cabaña ovina tenga que ver con esta rarefacción por otra parte observable en otros puntos de Soria. Los cuervos son los señores de los cortados, persiguiendo y hostigando incluso al águila real si penetra en su territorio. También algún halcón peregrino puede todavía verse, escaso, en las hoces. 

En mayo y junio se observan los  roqueros solitarios, gorriones chillones, palomas zuritas, cernícalos vulgares y roqueros rojos. Es por esta época cuando la reproducción de esas especies alcanza su momento álgido y los cortados rocosos se llenan de vida y cantos diferentes.

En julioagosto los paseos por valles, campos y páramos será el complemento perfecto para tener jornadas espectaculares aquí. En los páramos -en concreto en el citado de Torraño- junto a la ricotí, hay collalba rubia, terrera común, bisbita campestre, escribano hortelano, curruca tomillera y mirlona -ésta también en buen número en los sabinares-…

En la ribera del río Pedro, tendremos una sinfonía coral de muchas especies de aves que habrán llegado en esos meses: ruiseñores comunes, mosquiteros comunes, petirrojos, papamoscas grises, oropéndolas, alcaudones comunes y dorsirrojos

En el capítulo de rapaces tenemos aguiluchos cenizos hacia los campos de Ligos y Torraño, ratoneros y calzadas, algún furtivo gavilán y la culebrera europea. Mas raro de oír será el chotacabras cuellirrojo, detectado en los últimos años por esta zona junto con el más abundante chotacabras gris. Los autillos también acompañaran nuestros oídos en esos momentos pues es una especie frecuente todavía en estas riberas. 

Búho real (Bubo bubo)

Especies

más representativas

Reproductores: Buitre leonado, águila real, alimoche, águila calzada, culebrera europea, gavilán, aguilucho cenizo, aguilucho lagunero, halcón peregrino, cernícalo común, perdiz común, sisón común, búho real, mochuelo común, abejaruco común, abubilla, terrera común, alondra ricotí, alondra común, totovía, avión roquero, bisbita arbóreo, bisbita campestre, collalba rubia, roquero rojo, roquero solitario, mosquitero papialbo, mosquitero común, trepador azul, alcaudón dorsirrojo, gorrión chillón, gorrión moruno. 

Invernantes: Aguilucho pálido, esmerejón, bisbita pratense, zorzal real, zorzal alirrojo.

Observaciones en paso: Mirlo capiblanco, acentor alpino.

life-ricoti
life-ricoti

Bird watching Soria, es un proyecto coordinado por el Departamento de Desarrollo y Turismo de la Excma. Diputación Provincial de Soria.

life-ricoti

Conservación de la alondra ricotí y su hábitat en Soria (España). LIFE15 NAT/ES/000802

Proyecto financiado por la Unión Europea.

© Bird watching Soria - 2022

Con el principio kiss