RUTA 8

Parameras de Rello – La Hoceca

Cómo llegar: En el sur de Soria, el acceso a Rello se realiza, bien por Barahona, situada en la comarcal C-106, a donde se llega desde Almazán o bien desde Jadraque si viniéramos desde Madrid. También por La Riba de Escalote, a través de una serie de carreteras locales desde Berlanga de Duero para los que accedan desde el resto de Castilla.

Figura de Protección: Toda la zona está integrada en la de ZEPA “Altos de Barahona”.

Tipología: Pequeña hoz caliza inmersa en pleno dominio de los páramos de contacto de la meseta con los relieves del sistema ibérico sur.

Acceso: En vehículo propio.

Dificultad: Ninguna. Caminos públicos y ausencia de vallados. 

Duración: La observación completa de la zona puede llevarnos de 5 a 6 horas.

Época de visita: Muy recomendable la primavera central: mayo y primera quincena de junio, fechas ideales para la observación de las aves esteparias. Se desaconseja la visita en pleno invierno, tanto por el frío reinante como por la ausencia generalizada de aves. Algunas consideradas sedentarias en la meseta desaparecen, especies tales como la tarabilla común, el roquero solitario, la totovía, el colirrojo tizón, etc.

Observaciones: Dado el pequeño tamaño de las paredes donde crían algunas rapaces como el buitre leonado y alimoche,  se exige mucha discreción cuando se marche por el fondo del valle

Itinerarios propuestos

dónde ver aves

Soria es uno de los últimos refugios españoles para la alondra ricotí, que cuenta en nuestra provincia con una de las mejores poblaciones españolas. Esto se puede observar muy bien en estos páramos del sur de la provincia, donde todavía perviven dilatadas extensiones de “eriales” asentados bien en los páramos terciarios de la meseta o bien en las superficies del secundario arrasadas por la erosión. 

En ambas superficies, los arroyos tributarios del Duero han labrado modestos valles que dependiendo de la potencia de las rocas crean hoces y pequeños cañones como el de la Hoceca, que naciendo en Alpanseque viene a morir en las aguas del Escalote, en las inmediaciones del pueblo amurallado de Rello. 

Junto a la avifauna rupícola – el lugar es ideal para en poco espacio observar roquero rojo, roquero solitario y, en tiempos, collalba negra. Lo más sobresaliente son los páramos que circundan la hoz, donde sobrevive una de las poblaciones más destacas de alondra ricotí en Soria. En estos páramos se puede ver alcaraván y una variable población de sisones que aparecen por estas frías tierras en los últimos días de abril y primeros de mayo. Y con mucha suerte, una de las pocas gangas ortegas que quedan.

1 Se propone un itinerario que parta desde Rello, siguiendo una etapa del GR86 que nos llevaría a Marazovel-Alpanseque, ascendiendo durante tres kilómetros por el fondo del valle de la Hoceca -Hoz Seca aparece en muchos mapas, Hocecillla también aparece en otros- hasta llegar a una zona donde se observa unas sendas que ascienden por el margen derecho del arroyo hasta el páramo. Desde aquí, se volvería hacia el punto de partida entre amplias superficies de páramo y pequeñas fincas de cultivo, a través de un camino de rodadura primero y después ya apto para los vehículos.

Descargas de tracks y rutas

Rutas en familia

dónde ver aves

A Hoz de la Riba de Escalote. El río Escalote sigue su deambular hacia el norte y, tras pasar por el pueblo de La Riba de Escalote y recoger las aguas de la fuente del Salobral atraviesa una hoz horadada por sus aguas y por la que discurre también la carretera que comunica la comarca con las Tierras de Berlanga.

El río siempre lleva agua y en su vegetación viven azulones, rascones y carriceros, no siempre fáciles de observar. Por eso lo más interesante va a ser aquí la proximidad de las colonias de aves rupícolas que pueblan la hoz, desde los buitres leonados, a las chillonas grajillas y chovas piquirrojas, pasando por aviones roqueros, gorriones chillones, roquero rojo y roquero solitario

B Torre Tiñón. Desde Caltojar (B1) hacia el sur o desde Rello (B2) podemos dirigirnos por un camino en perfecto estado hasta una de las atalayas de vigilancia árabe que existían en la comarca: la Torre Tiñón. Es esta una de las que se ha restaurado y, con cuidado, podremos subir a la misma y divisar en toda su extensión gran parte del páramo.

La vista alcanza muchos kilómetros a la redonda y desde aquí podremos tener buenas observaciones de rapaces como buitres y similares e, incluso, oír a la alondra ricotí, así como a las otras aves esteparias de la zona: bisbitas campestres, terreras, collalbas grises y rubias -en primavera/verano- con alondras, gorriones chillones, cornejas y pardillos, el resto del año.

Épocas del año

para ver las aves

La primavera es el mejor momento para disfrutar de la variedad de aves presentes en este espacio.

El paraíso de las currucas. Un paseo corto a primeras horas del mes de mayo, entre la ribera del río Escalote al pie de Rello y el fondo de valle del cañón, con sus laderas cubiertas de matorral va a darnos la posibilidad de observar casi todas las currucas existentes en la Península. Solo la curruca zarcera no se quedaría a criar aquí, pudiéndose ver en ambos pasos de manera amplia. Las currucas mosquiteras y capirotadas no se moverán del ambiente fresco del bosque de álamos temblones y en el fondo de valle aparecerán currucas carrasqueñas y mirlonas, estas también en una de las densidades más altas que puede encontrarse en la mitad norte de la península. 

Desde hace pocos años se observan currucas cabecinegras que tienen en estos valles termófilos del sur de la provincia uno de sus escasos reductos en Soria. Las currucas rabilargas parece que escasean, pero todavía no son raras y lo mismo ocurre con las currucas tomilleras, que aquí deberían llamarse currucas “aylagueras” por la dependencia de ese arbusto. Este paraíso arbustivo que se desarrolla en el fondo y las laderas del valle es aprovechado por otras especies de como zarceros políglotas, alcaudones comunes y escribanos hortelanos. Todo ello hace la aproximación en los meses de mayo y junio una auténtica delicia.

Las ricotís. Si hablamos de unas de las mejores zonas de alondra ricotí, no solamente aquí sino en España, es lógico que demos pistas acerca de cuándo es el mejor momento para observarlas, sabiendo, de antemano, que esto es muy difícil por el propio comportamiento esquivo de la especie y sus costumbres retraídas y crepusculares.

Desde aquí recordamos que está totalmente prohibido el uso de reclamos y grabaciones con el fin de atraer los ejemplares a nuestra posición. Se ha comprobado científicamente que, este uso, puede conllevar fracasos reproductivos de algunas parejas, al romper los huevos de su nido el macho de esa pareja, ante el miedo de que no sea él, el padre verdadero y sí otro macho próximo. 

Dicho esto hay que saber que detectar a las ricotís no tiene ningún problema, pues pocas especies tendrán un canto tan característico y de tan largo alcance.

La mayor emisión del canto -que tiene una finalidad territorial- se produce durante la hora y media anterior al amanecer. Si febrero tiene buenos días, anticiclónicos y despejados, ya se pueden oír algunos de estos cantos. En marzo los mismos se van prodigando más, generalizándose en abril, con un máximo en mayo y primera quincena de junio. 

Que los momentos álgidos del cante sean antes del amanecer no quiere decir que después, ya con la luz del día, no cante. Lo hace, y en el momento máximo del celo, lo hace mucho también. Canta desde el aire como otros aláudidos pero durante el día la mayor parte del tiempo lo hace desde el suelo, o al resguardo de la vista encima de una piedra tapada por algún arbusto. Ahí tendremos que ser pacientes e intentar localizar ese posadero desde el que canta, pues algunos se sitúan muy cerca de los caminos principales que cruzan el páramo. 

En verano es muy difícil observarlas pues el calor, como al resto de las aves, hace que cesen en gran parte su actividad. Desde mediados de septiembre/octubre se produce un pequeño repunte en el canto de las ricotís que cesarán en noviembre-diciembre. En esas épocas, una vuelta por el páramo puede ser algo frustrante, incluso en días buenos pues apenas veremos aves. 

Desde mediados de mayo hasta mediados de junio podremos oír también algún sisón, quizás ya de los últimos pues, si nadie lo remedia y parece que no, es una especie que va a desaparecer, no solo de aquí sino de otros muchos lugares de España.

La última pincelada de los páramos es la recomendación de hacer un breve recorrido al final del verano, desde el 20 de agosto hasta el 20 de septiembre aproximadamente. En esas fechas ya notaremos paseriformes en paso: aviones, golondrinas, lavanderas, tarabillas norteñas…haciendo que la diversidad de aves aumente. No obstante, hay un visitante asiduo que escoge estas parameras para hacer un alto en el camino entre su tundra natal y los enclaves africanos en los que pasará el invierno: el chorlito carambolo. Bandos hasta 30 ejemplares se han citado en las fincas que se extienden entre Rello y Barahona.

Alondra ricotí (Chersopilus duponti)

Especies

más representativas

Reproductores: Águila real, alimoche, buitre leonado, aguilucho cenizo, cernícalo común, perdiz común, sisón, alcaraván, ganga ortega, paloma zurita, búho real, mochuelo común, abejaruco común, abubilla, pito real, avión roquero, terrera común, alondra ricotí, calandria, cogujada montesina, totovía, bisbita campestre, alcaudón común, colirrojo tizón, collalba rubia, collalba negra (extinta), roquero rojo, roquero solitario, curruca carrasqueña, curruca tomillera, curruca mirlona, curruca cabecinegra, chova piquirroja, grajilla (extinta), cuervo, gorrión chillón. 

Invernantes: Aguilucho pálido, esmerejón.

Observaciones en paso: Cigüeña negra, chorlito carambolo, bisbita pratense, mirlo capiblanco, colirrojo real, tarabilla norteña.

life-ricoti
life-ricoti

Bird watching Soria, es un proyecto coordinado por el Departamento de Desarrollo y Turismo de la Excma. Diputación Provincial de Soria.

life-ricoti

Conservación de la alondra ricotí y su hábitat en Soria (España). LIFE15 NAT/ES/000802

Proyecto financiado por la Unión Europea.

© Bird watching Soria - 2022

Con el principio kiss