RUTA 12

Valle del Río Blanco

Cómo llegar: Sur de la provincia. Desde Soria se tomará la A-15 hasta Medinaceli y desde aquí la S0-411 hasta Layna. Desde Guadalajara/Madrid, por la A-2, desvío en Alcolea del Pinar por la N-211 y posteriormente, por la GU-411 hasta Layna.

Figura de Protección: Limitando al oeste en su totalidad al ZEC y la ZEPA Páramo de Layna, pero fuera del mismo. En su interior se encuentra la microreserva de flora de Dehesa de Urex de Medinaceli-Río Blanco, SO-004 y el yacimiento paleontológico de Cerro Pelado. 

Tipología: Valle abierto alimentando por varias fuentes de origen cárstico que drenan la paramera circundante, con bosques de quejigos, choperas y pastizales. 

Acceso: Solo con vehículo privado o bien llegando a Medinaceli.

Dificultad: Escasa. Por sendas y caminos en su mayor parte y escasa pendiente.

Duración: Variable en función de los itinerarios por los que optemos. En 3-4 horas podremos ver lo más interesante. 

Época de visita: En términos generales, primavera y, en menor medida, el verano son los mejores momentos para acercase a estos espacios. En invierno se reducen mucho las observaciones.

Observaciones: El AVE pasa al lado mismo del pueblo de Urex creando un impacto visual -y sónico, cuando pasa el tren- importante.

Itinerarios propuestos

dónde ver aves

El río Blanco es el río más importante del sur de Soria. Nace en Guadalajara, en términos de Maranchón o de Luzón pero es ya en término de Layna cuando en “Las Fuentes” se produce su verdadero nacimiento, en cuanto a caudal regular y permanente.

A lo largo de su recorrido hasta Velilla de Medinaceli, el río irá incorporando varias fuentes más, las más importantes o interesantes ya en el término de Urex. Allí, a 2 kilómetros en dirección Velilla encontraríamos una de las zonas más interesantes del recorrido. Son 14 hectáreas de pastizal-juncal, con una pequeña chopera de repoblación, un hábitat idóneo para muchas especies de aves. 

Se trata de un enclave singular, con un valioso ambiente palustre situado a lo largo de un tramo sinuoso, relativamente bien conservado, del río Blanco con llanuras de inundación en ambas márgenes del cauce, constituidas por praderas higrófilas de juncáceas y diversas cárices, donde crecen orquídeas muy interesantes como Dactylorhiza incarnata Platanthera algeriensis -la única población conocida de orquídea en Castilla y León-, así como Orchis palustris y Epipactis palustris. Presenta un fondo florístico rico en especies procedentes tanto del Norte como del Sur y numerosas rarezas (muchas de ellas indicadoras del buen estado de conservación de su hábitat) como Ophioglossum vulgatumSonchus maritimus subsp. aquatilisThalictrum flavum subsp. costaeBerula erectaSenecio carpetanusCarex rostrataCarex disticha, etc. 

Y aunque las laderas del valle están bastante despejadas, no lo están tanto como en otras zonas próximas, existiendo un buen bosque de quejigos en la cabecera, precisamente junto a las Fuentes, y otro buen bosque de encinas aledaño a Urex de Medinaceli. Desde las Fuentes hasta el pastizal mencionado hay unos 10 kilómetros. Ida y vuelta puede ser mucho. Por eso, lo mejor sería hacer dos itinerarios diferenciados partiendo desde Layna:

1 Hacia el límite provincial yendo por la carretera y volviendo por el despoblado de Obétago.

2 Desde Layna por el camino hacia Urex y su pastizal el otro. Desde allí, por la “Hocecilla” llegaremos a la carretera y el páramo donde por un camino que va paralelo a la carretera acabaremos de nuevo en Layna. Habremos pasado cerca del yacimiento paleontológico de Cerro Pelado, pero apenas está señalizado. 

Descargas de tracks y rutas

Rutas en familia

dónde ver aves

A Hoyo del Tejo. A 2,5 km de Layna, por la carretera hacia Sagides nos encontraremos a nuestra izquierda con una torca o dolina singular conocida como el hoyo del Tejo.

Esta curiosa formación geológica se encuentra al lado de la carretera, inmersa en una vegetación arbórea de quejigos y encinas lo que va a permitir la observación de las aves forestales típicas de por aquí, con el añadido invernal de algunos zorzales reales y alirrojos, y reyezuelos sencillos

B Hoz de Luzón. En la provincia de Guadalajara ya, pero como buen complemento a la visita, nos podemos acercar a la hoz que en la paramera caliza ha creado el río Tajuña entre Luzón y Anguita. Una pista por el fondo de la hoz permite recorrer los 8 kilómetros que hay entre los dos pueblos. Choperas, cultivos, algunos pastizales y sectores con roquedos, permiten asegurar buenas observaciones con un surtido “clásico” de especies de estas altas tierras. 

Las rapaces como águila real, alimoche, halcón peregrino y buitre leonado, tomarán protagonismo. La zona más interesante sería la que se encuentra entre la piscifactoría de Anguita y la Peña Horadada de Luzón. 

Épocas del año

para ver las aves

En un ambiente tan estepario y, aparentemente vacío para la observación de aves, el valle del río Blanco con la presencia de agua, de pequeños bosquetes, de pastizales y cultivos, incrementa la presencia de diversas especies. 

Mayo sería el mes ideal para hacer una lista de aves más que considerable. Si optamos por el recorrido Layna-Pastizal de Urex tendremos una sucesión de aves de medios agrícolas, forestales y de páramos pues, no es nada raro por ejemplo estar andando por el camino y oír las ricotís que están cantando en el páramo superior, siempre y cuando empecemos a primera hora de la mañana. 

En las laderas despejadas que caen precisamente del páramo veremos currucas tomilleras y rabilargas, collalbas grises y rubias y el canto del escribano hortelano. Junto a estas especies, las choperas y pastizales del río acogen a un variado catálogo de aves que incluyen especies de raíz norteña como el zorzal común y el alcaudón dorsirrojo. La densidad de lavandera boyera es notable, junto al ruiseñor bastardo y el buitrón. En el pastizal podemos observar rascón, azulón, aguilucho lagunero y el aguilucho cenizo. Trigueros, tarabillas comunes -y norteñas en los pasos- jilgueros, pardillos y alcaudones comunes completaran nuestra lista de observaciones. En el encinar de Urex, el pinzón común y el mosquitero papialbo son las especies dominantes compartiendo espacio con tórtolas europeas y currucas carrasqueñas y mirlonas que también aparecen en buen número.

La elevada altitud de la zona hace que junio y comienzos de julio sean meses también muy aptos para la observación. En julio ahí se verán nutridos grupos familiares de casi todas las especies. Los alrededores de Layna son especialmente bulliciosos con vencejos, golondrinas, gorriones comunes y chillones, urracas, tórtolas turcas, estorninos negros, cogujadas comunes y montesinas. Los aguiluchos laguneros ya tendrán pollos volantones, y los cenizos, calzadas, ratoneros, cernícalos vulgares y culebreras, serán las rapaces más frecuentes. 

En agosto-septiembre el valle y las zonas circundantes son buenos lugares para ver aves en migración, especialmente rapaces: grandes bandos de milano negro y abejeros, sobre todo, pero también grupos de abejarucos y otras especies.

Y el otoño-invierno, tendrá un momento de cierta calma, especialmente en el páramo circundante, donde muchas especies desaparecerán. En las zonas de transición entre páramo y áreas forestales, llegarán zorzales alirrojos y reales, permaneciendo buenos bandos de gorriones chillones y pinzones vulgares. En las laderas también si ha sido buen año de cría de las perdices, podremos ver buenos bandos. No será extraño que ver aguilucho pálido y a los escribanos cerillos, que llegan al valle para pasar también el invierno.

Collalba gris (Oenanthe oenanthe)

Especies

más representativas

Reproductores: Águila real, buitre leonado, alimoche, culebrera europea, gavilán común, aguililla calzada, aguilucho cenizo, aguilucho lagunero, rascón, búho real, mochuelo, torcecuello, alondra ricotí, terrera común, zorzal común, roquero rojo, roquero solitario, curruca tomillera, curruca mirlona, curruca cabecinegra, carricero común, oropéndola, alcaudón dorsirrojo, chova piquirroja, escribano hortelano.   

Invernantes: Aguilucho pálido, esmerejón, bisbita pratense, escribano cerillo.

Observaciones en paso: Abejero europeo, milano negro, cernícalo primilla, mirlo capiblanco, pechiazul, carricerín común, carricero tordal, buscarla pintoja.

life-ricoti
life-ricoti

Bird watching Soria, es un proyecto coordinado por el Departamento de Desarrollo y Turismo de la Excma. Diputación Provincial de Soria.

life-ricoti

Conservación de la alondra ricotí y su hábitat en Soria (España). LIFE15 NAT/ES/000802

Proyecto financiado por la Unión Europea.

© Bird watching Soria - 2022

Con el principio kiss